Disfonía Pediátrica ¿Qué es y cómo tratarla?

Actualizado: 5 feb

Cada vez es más habitual encontrarnos con niños que presentan disfonía o ronquera, que con dificultad consiguen hacerse oír porque la intensidad de la voz es muy débil o su voz se siente muy extraña.




La disfonía pediátrica corresponde a la persistencia de la voz ronca en un niño, durante más de dos semanas, sin que este fenómeno esté justificado por infecciones previas de las vías respiratorias superiores.


“En la mayoría de los casos, la disfonía infantil se asocia a conductas fonotraumáticas, es decir, gritar continuamente, hablar en competencia con el ruido ambiental, llorar con una intensidad vocal alta, gritar o hablar intensamente cuando se practica deporte, cantar imitando patrones adultos e inadecuados; todas conductas que llevan a una sobrecarga del órgano vocal sin que ellos puedan ser conscientes del esfuerzo al que está sometida la laringe, en concreto los pliegues vocales.”



¿Por qué ocurre la disfonía en los niños?


En la mayoría de los casos, la disfonía infantil se asocia a conductas fonotraumáticas, es decir, gritar continuamente, hablar en competencia con el ruido ambiental, llorar con una intensidad vocal alta, gritar o hablar intensamente cuando se practica deporte, cantar imitando patrones adultos e inadecuados; todas conductas que llevan a una sobrecarga del órgano vocal sin que ellos puedan ser conscientes del esfuerzo al que está sometida la laringe, en concreto los pliegues vocales.


También puede ocurrir que la disfonía esté presente desde el nacimiento. En estos casos es muy probable que exista una lesión de origen congénito en los pliegues vocales, lo que podría explicar los cambios en la voz.

En otros casos, la alteración vocal o disfonía puede ser debido a una lesión desarrollada tras una cirugía en la zona laríngea o como consecuencia de un largo proceso de intubación por motivos médicos.


¿Puede un recién nacido tener disfonía por llorar intensamente?


El llanto en los bebés no necesariamente provoca disfonía, incluso cuando el bebé llora intensamente y durante mucho tiempo. Es posible que tras horas de llanto percibamos cierta ronquera pero, tras un sano descanso, desaparece. Todo esto sucede porque los bebés tienen una protección especial debido a que la estructura histológica (tejidos) de los pliegues vocales es diferente a la del adulto o a la de los niños mayores de 3 años; los pliegues vocales del recién nacido tienen una sola de las tres capas de las que se componen en un adulto y cuentan con grupos de células especializadas en la formación de fibras elásticas que garantizan mayores propiedades amortiguadoras frente al fonotrauma.


¿El proceso de terapia de voz en un niño es similar al adulto?

Desde el punto de vista terapéutico el enfoque teórico es el mismo, sin embargo, el abordaje es completamente diferente, debido a varios factores: Primero, porque el niño se encuentra en una condición fisiológica que está en constante cambio, dado el desarrollo evolutivo de todo el organismo y en particular el sistema fonatorio, que está en constante cambio hasta la adolescencia. Por otro lado, las necesidades e intereses del niño son muy distintas a las de un adulto, así como la motivación, adherencia o compromiso con la terapia. Por lo tanto, las estrategias de aprendizaje terapéutico deben ser adecuadas a la edad del niño. En este sentido, en los últimos años, gracias al avance de la ciencia de la voz, se han desarrollado nuevas propuestas de rehabilitación vocal enfocadas a la disfonía pediátrica, gracias a lo cual el fonoaudiólogo puede afrontar con éxito un amplio abanico de trastornos de la voz que afectan a la infancia y la juventud, asegurando así la consecución de los objetivos y evitando posibles recaídas.


Te gustaría aprender mas sobre Disfonia Pediatrica? Hay dos cursos en Open Class Academy, que podrían interesarte:

  1. Abordaje efectivo de la disfonía pediátrica

  2. Certificación en Modelo Easy Vibes para la terapia de voz infantil



108 visualizaciones0 comentarios